Día 2: Downtown + TriBeCa

La zona sur de Manhattan se caracteriza por ser la zona financiera, prepárate para ver rascacielos y mucho neoyorquino trajeado con comida basura en la mano. 

1. Bowling Green. Es el parque público más antiguo de Nueva York y, si es el primero que visitas de la ciudad, el primero en el que verás cantidad de ardillas. Allí está la famosa estatua del toro, Charging Bull

2. Battery Park. De allí salen los ferrys que van a la Estatua de la Libertad y a Ellis Island. Otra opción es ir un poco más al sur hasta la Whitehall terminal Manhattan (South Ferry), donde cada 15-30 minutos sale un ferry gratuito a Staten Island (el famoso ferry naranja). Nosotros optamos por esta segunda opción. Aunque veas mucha gente, el ferry es enorme y no tendrás que pelearte para sacar una foto de la estatua desde primera fila; eso sí, no olvides ponerte en el lado derecho del barco a la ida si quieres verla. Sinceramente creo que fue una opción acertada, pero si crees que verla desde lejos te va a saber a poco, no dudes en coger el otro ferry.



3. Church of our Lady of the Rosary (7 State Street). Uno de los edificios más antiguos de Manhattan, rodeado de altísimos rascacielos (aunque eso tampoco es una novedad, veremos más ejemplos de ello en el día de hoy). También se la conoce como la Capilla de Santa Elisabeth Seton, pues allí vivió la primera santa estadounidense, beatificada a mediados del siglo XX. 

4. Fraunces Tavern (54 Pearl Street). Es una casita-taberna-museo con bastante historia. Vale la pena acercarse y conocerla.


5. Seaport District. Una zona interesante para ver alguna tienda, descansar un rato y comer. Hay cantidad de puestos de comida ambulante de todo tipo. 

6. Distrito financiero. Subiendo Wall Street van apareciendo iconos emblemáticos de la ciudad: Federal Hall, The NY Stock Exchange, Trinity Church,… De nuevo nos encontramos con una pequeña iglesia encajonada entre rascacielos. Llama la atención que durante casi toda la mitad del siglo XIX fuera el edificio más alto de Nueva York.

The New York Stock Exchange. 

7. Zona cero. Dos fuentes nacen en lo profundo de lo que fueron los pilares de las Torres Gemelas. Un monumento sobrio y emotivo, que rinde homenaje a los casi 3000 fallecidos en el 11 de septiembre de 2001.

8. Woolworth Building (233 Broadway). 17 años siendo el edificio más alto de Nueva York (este mérito ha ido pasando de unos a otros constantemente, sin duda es un dato que conoceréis de cada rascacielos que visitéis). Por desgracia no puede visitarse por dentro, pues parece ser que es una maravilla, aunque por fuera también sorprende su parecido con una catedral gótica.

9. New York by Gehry (8 Spuce Street). No es necesario acercarse hasta la puerta, pero vale la pena señalar su vista desde esta zona de la ciudad. Lo verás de cerca también el día que cruces el puente de Brooklyn. 

10. City Hall Park, New York City Hall. Hoy mismo has pasado por el que fuera el anterior ayuntamiento de Nueva York (Federal Hall). Desde 1812, el Ayuntamiento de Nueva York está situado en este pequeño parque de la zona sur de Manhattan. Originalmente estaba recubierto de mármol, excepto su parte trasera, pues se creía que la ciudad no crecería más hacia el norte y nadie vería esta parte. 
Hasta aquí los puntos relevantes de Downtown. Ahora pasaremos al barrio que más me gustó de Manhattan, TriBeCa -cuyas siglas provienen de Triangle Below Canal-. Allí se puede tomar una cerveza, pasear tranquilamente junto al río Hudson, ver lo bonitas que son sus casas y cenar algo rico. También hay galerías de arte interesantes, aunque nosotros no pudimos disfrutar de ellas ya que al ir en agosto la mayoría estaban cerradas. 



11. Puffy's Tavern (81 Hudson Street). Un bar con encanto con variedad de cervezas. 

12. TriBeCa Film Center y TriBeCa Grill. Hay quien dice que TriBeCa es el barrio de Robert de Niro, convertido de alguna manera en propulsor del barrio tras el 11-S al fundar el TriBeCa Film Festival. Su sede, y también el restaurante fundado unos años antes por el actor y director neoyorquino, se encuentran en el 375 de Greenwich Street. Si vas a cenar podrás encontrarte con alguno de los muchos actores que viven por el barrio. No es carísimo, pero hay otros muchos restaurantes en TriBeCa igual de ricos y por un precio más ajustado.

13. Hudson River Park. Pasear junto al río Hudson o sentarse a ver cómo el sol se esconde entre los rascacielos de New Jersey puede ser el broche perfecto para cerrar la tarde de este completo día.  


14. Petite abeille (134 W Broadway). Un restaurante de cocina belga tradicional en el que no pueden faltar las moules ni una gran variedad de cervezas. Ambiente íntimo y acogedor. Alrededor de 28$ por persona.