Día 7: Chelsea + Greenwich Village

Greenwich Village se ganó el segundo puesto dentro de mi particular podio de barrios neoyorquinos, por detrás de TriBeCa y por delante de NoLiTa. Antes de visitarlo en profundidad, pasamos por un par de lugares emblemáticos de Chelsea. Sinceramente me hubiera gustado poder visitar sus numerosas galerías de arte, que han dotado al barrio de un innegable ambiente cultural y bohemio, pero de nuevo una búsqueda rápida en internet me demostró que la mayoría estaban cerradas al ser agosto. Si tienes la suerte de viajar en otra época del año y te apetece conocer algunos de estos espacios, éstas son algunas de las galerías más conocidas y con una programación general interesante (además, están casi todas en la misma calle)303 Gallery (507 W 24h Street), Gladstone Gallery (515 W 24h Street), Matthew Marks Gallery (523 W 24h Street), Gagosian Gallery (555 W 24h Street), David Zwirner Gallery (525 W 19h Street). Y, ahora sí, vamos con los lugares que visitamos de Chelsea. 

1. The High Line. Un parque diferente y extremadamente nuevo (una parte fue inaugurada en 2009 y un segundo tramo, en 2012). Diseñado sobre una antigua vía de tren, el parque discurre durante poco más de kilómetro y medio unos metros por encima de las aceras de Chelsea. Podéis empezar desde el extremo norte e ir bajando o, como hicimos nosotros, empezar a la altura de la calle 23 y bajar hasta la 14 para desde allí dirigirnos al siguiente punto destacado. Un tramo más que suficiente para apreciar la singularidad de este bonito parque.



2. Chelsea Market (75 9th Avenue). Este mercado de aspecto industrial fue precisamente una fábrica de galletas, lugar donde se inventaron las famosas Oreo. Hoy en día podrás encontrar de todo: ropa, alimentación, libros, pastelerías, restaurantes,… 



Para ir a Greenwich Village solo hay que bajar por la calle 14 hasta llegar a Union Square. 


3. Union Square. Esta plaza, que antiguamente era un cementerio, acoge hoy en día el mejor mercadillo ecológico de la ciudad. Comenzó en los años 70 con unos pocos granjeros, y poco a poco fue llenándose de agricultores, pescadores, panaderos o apicultores (muchos de ellos bastante jóvenes) que venden sus productos ecológicos. Vale realmente la pena acercarse a este Greenmarket, pero ojo porque no se celebra cada día, solo los lunes, miércoles, viernes y sábados hasta las 18h. 



4. Con Edison Building (4 Irving Plaza). Se le conoce como "Torre de luz" por acoger una de las empresas de energía más grandes de EEUU y porque su torre se ilumina cada noche a modo de linterna. Este edificio que ocupa toda una manzana fue diseñado por los mismos arquitectos que la Grand Central Station.

5. Grace Church (802 Broadway). Una bonita iglesia de pequeñas dimensiones y carácter intimista. Es el lugar perfecto para descansar un poco los pies de la caminata de la mañana apreciando sus vidrieras, no sin antes deleitarse con su aspecto exterior. 

6. Washington Square. De camino no dejes de pasar por Washington Mews, unas de las pocas calles en Manhattan que aún conservan su aspecto adoquinado. Aunque está prohibido el paso, es bonito asomarse a estas calles originarias del siglo XVIII y que todavía conservan sus antiguas caballerizas (mews en inglés). Convertidos en su mayoría en estudios de artistas, allí vivió la escultora Gertrude Vanderbilt Whitney, más conocida por su labor filántropa y por ser la creadora del Whitney Museum. Una vez en Washington Square te recibirá el Washington Square Arch, construido para conmemorar el centenario de la proclamación de George Washington como presidente de los Estados Unidos. Precisamente en este extremo del parque arranca la Quinta Avenida. Antes de darte una vuelta por la plaza puede ser buena idea ir a por unos increíbles sandwiches para llevar de Faicco's (260 Bleecker Street) y comerlos en alguno de los múltiples bancos o mesas de Washington Square. Sus productos típicamente italianos son realmente frescos y deliciosos, ya sea en forma de sandwich o sus famosas rice balls. Además los bocatas son tan grandes que se pueden compartir, resultando muy económico. Si no te apetece comer al aire libre, nuestra segunda opción por la zona era Joe's pizza (7 Carmine Street). De esta pizzería se ha dicho que es la mejor pizza de Nueva York (New York Magazine) y una de las mejores del mundo (revista GQ). 


7. Por la zona también hay cafeterías muy acogedoras como Caffe Reggio (119 Macdougal Street), donde tomar auténtico café italiano y deliciosos 
dulces

Ahora sí nos adentramos en el Village auténtico, un barrio que históricamente se ha caracterizado por ser cuna de grandes músicos: Bob Dylan, Jimy Hendrix, Barbra Streisand, Nina Simone o Simon & Garfunkel comenzaron sus carreras en locales del Village. Aquí también tuvo lugar, a finales de los 60, el movimiento de liberación gay. Además, pasear por sus calles tranquilas y de casas bajas hace que nos olvidemos un poco de estar en la bulliciosa New York.


8. Café Wha? (115 Macdougal Street). A dos pasos del Caffe Reggio se encuentra este mítico local, donde comenzaron grandes leyendas de la música. Alucinarás leyendo la lista de músicos que han actuado allí desde los años 50. 


9. Jefferson Market Library (425 Avenue of the Americas). Esta biblioteca pública era anteriormente unos juzgados. Es un edificio singular, de estilo gótico veneciano, rodeado por un bonito y cuidado jardín.  

10. Stonewall Inn (53 Christopher Street). Como reza su slogan: "Where pride began". En este famoso local comenzaron los disturbios que dieron pie al posterior movimiento por los derechos de la comunidad LGTB. Una redada policial en este bar frecuentado por homosexuales y trans fue el detonante de una serie de confrontaciones que reunió no solo a los precursores del movimiento de liberación gay, sino también a otros colectivos que llevaban años manifestándose en contra de la guerra de Vietnam o a favor de los derechos civiles de la población afroamericana. Dos estatuas compuestas por una pareja de gays y otra de lesbianas conmemoran ese 28 de junio de 1969 en Christopher Park, justo en frente.


Si por algo se caracteriza también Greenwich Village es por albergar varias casas que aparecen en míticas series de televisión. En el número 10 de St Luke's Place podrás encontrarte con la entrada de la casa de los Cosby. En la intersección entre Grove y Bedford Street se encuentra el edificio donde supuestamente viven los protagonistas de Friends. No muy lejos de allí, en el 66 de Perry Street, están las escaleras más famosas de Sexo en Nueva York, que dan acceso a la casa de su protagonista, Carrie. Y otro de los locales famosos de la serie, la tienda de cupcakes Magnolia, está realmente cerca (401 Bleecker Street). 


11. Después de pasear y reconocer tantos rincones de este encantador barrio, nada mejor que disfrutar de una cervecita bien fría en una taberna como White Horse Tavern (567 Hudson Street), uno de los pocos edificios de madera que aún quedan en pie en NY. Aunque lleva abierto desde 1880, se hizo realmente conocido a partir de 1950 al instaurarse como lugar de encuentro para artistas e intelectuales. Unos años atrás había sido también un local clandestino durante la ley seca.

Greenwich Village es el barrio perfecto para cenar algo y tomar una copa, o también puedes ir a su vecino, East Village. Esa tarde nosotros preferimos terminarla en lo alto del Top of the Rock


12. Observation Deck del Top of the Rock (30 Rockefeller Plaza). Ya adelanté algo sobre esta plaza el día que hablé sobre Midtown y las razones por las que dejamos la subida de este rascacielos para otro día. Queríamos subir a eso de las 20h, para ver cómo poco a poco se ponía el sol y se iban encendiendo las luces de la ciudad y, aunque llegamos algo antes de las 19h, no pudimos subir hasta después de las 21h30 y ya era completamente de noche. Igualmente valió la pena, pero si tienes oportunidad es mejor que compres las entradas previamente y así asegurarte de subir a la hora que prefieras. En cuanto al edificio, seguro que recordarás esa imagen de los obreros de Nueva York almorzando suspendidos sobre la ciudad. Efectivamente, se realizó durante la construcción de uno de los edificios que componen el Rockefeller Center.